RUTA DA PEDRA E DA AUGUA

Como sabéis, la familia Cocó abogamos casi siempre por las actividades al aire libre, el contacto con la naturaleza y el deporte.

Por este motivo y siempre que podemos, aprovechamos para llevarnos al “pequeño kamikaze” a cualquier lugar que nos permita respirar aire puro y pasar un rato relajados. O dicho de otra manera menos “bucólica y pastoril”, buscar un lugar donde el enano esparza a sus anchas y a nosotros no se nos fría el cerebro.

A él le viene muy bien para regular su nivel de intensidad y por consiguiente como comprenderéis , a nosotros también…

Planes de “naturaleza en familia”

El pasado 19 de marzo, primer “Dia del Padre” del Sr Cocó, después de mucho pensar en algún plan especial, finalmente nos dimos cuenta de que lo más especial era hacer lo que más nos gusta. Caminar al aire libre.

¿Que es La Ruta Da Pedra?

En la Provincia de Pontevedra, concretamente en la localidad de Meis se encuentra “La Ruta Da Pedra e da Auga”

Se trata de un itinerario muy sencillo pero con múltiples alternativas, ya que a lo largo de sus 7km puedes encontrar diferentes senderos para improvisar y descubrir lugares increíbles y menos transitados, siempre teniendo en cuenta el tiempo del que dispongas y tú forma física.

La ruta básica empieza en la rotonda de Barrantes (cruce de las carreteras PO-9305 y PO-9405). Allí se encuentra ubicada una caseta de información donde os orientarán del recorrido y lo que podéis ver durante el mismo. También podéis seguir de largo y hacer lo que os apetezca que también mola.

La Ruta da Pedra transcurre a orillas Del Río Armenteira y se caracteriza principalmente por la gran cantidad de molinos que se encuentran durante todo el trayecto. Preciosos y singulares todos y cada uno de ellos.

Nada más empezar, nos encontramos los mejor conservados, incluso restaurados. Con paneles informativos que nos explican su funcionamiento y utilidad.

Al llegar a la rotonda de Armenteira, por fin salimos de la civilización y comenzamos la parte bonita de la ruta.

“La Aldea Labrega”

Caminando aproximadamente 1 km llegaremos a “La Aldea Labrega” una reproducción en piedra de un antiguo pueblo galego.

En un enclave increíble en mitad del bosque nos encontramos un hórreo, un pozo, un horno, una fuente, un lavadero, un cruceiro.. Así como diferentes figuras humanas representando oficios y tareas domésticas típicas de la cultura tradicional galega.

Si queréis tomároslo con calma y pasar el día, justo a esa altura un poquito más abajo hay un area recreativa con mesas de madera. Podéis llevar la comida y pasar un buen rato rodeados de robles y avellanos. Es un lugar ideal para que los niños jueguen a sus anchas.

Llegados a este punto el camino se reduce dando paso a lo que para mí es la parte más bonita del recorrido.

5 km de sendero a la orilla del rio, un verde tan verde que parece previamente retocado, saltos de agua y pozas donde, si la temperatura acompaña, puede uno darse incluso un chapuzón (con riesgo de hipotermia pero quedando como un/una auténtic@ valiente) y una vegetación maravillosa.

Ademas, durante todo el recorrido, continuamos observando los molinos, estos si, originales, genuinos y en parte derruidos por el paso de los años y el lógico desuso pero con un encanto muy especial.

Monasterio de Santa Maria de Armenteira

Tras estos 5km salimos del bosque y una pista forestal nos indica el fin de la ruta. Maravilloso e imponente final teniendo en cuenta que el itinerario termina en el “Monasterio Cisterciense de Santa María Armenteira” habitado por una comunidad de monjas de esta orden.

Digno de ver su claustro. Un lugar en el que es casi imposible no sentirse en calma viendo el sol penetrar por sus arcos y mirando sus bóvedas.

Y diréis, y ¿donde está el Monasterio en las fotos?

Pues es que no hice fotos serías y ahora me doy cuenta de que la única que tengo es esta que acompaña el párrafo más abajo.

Estaba intentando explicarle a mi marido algo de técnica de “crol” creo… Aunque no estoy muy segura.

Llegados a este punto tenemos dos opciones para regresar a casa. Volver sobre nuestros pasos, o si somos un poco más comodones y previamente lo hemos tenido en cuenta, bajar en coche por carretera hasta el punto de salida. (Previamente deberíamos de haber dejado un coche en cada punto, entiendo que no era necesario explicar esto pero, por si acaso, que no queden dudas).

El recorrido total son 14km. Perfectamente asumible en unas 4 horas y siempre teniendo en cuenta el hambre que tengas. Nosotros a mitad de camino empezamos a estar famélicos dado que prácticamente no habíamos desayunado y en el km 4 empezamos a caminar a un ritmo interesante…

Salimos a las 10:30 y a las 14:30 estabamos en casa comiendo las costillas de mi suegra. (No nos la comimos a ella que quede claro, es que es uno de sus platos estrella).

Realmente está ruta es un plan perfecto para momentos en los que no podemos dedicar un día entero a una sola actividad, ya que al ser corta y llevadera perfectamente podemos completarla en medio día y dedicar el resto de la jornada a visitar cualquier otro lugar de esta maravillosa provincia.

He de decir que a mi me viene estupendo para lograr la catarsis de mis emociones después de una semana sola con el enano. Quien no se consuela es por que no quiere.

Un itinerario totalmente recomendable.

2 comentarios sobre “RUTA DA PEDRA E DA AUGUA

  1. Me encantan esas rutas. Con la Reina Mora las hemos hecho de entre 4-6 horas hasta que cumplió los 2 años (en mochila de trecking), momento en el que coincide su mayor peso con su curiosudad que hace que quiera bajar a caminar y recorramos 100m en media hora. Ahora se nos ha complicado más la cosa con dos, pero asumiendo q estaremos unos años sin hacer largas caminatas, seguimos yendo al monte y comiendo de picnic. A hacer deporte tendremosnque ir al gimnasio pero ellos nos agradecerán haberles alternado el parque de bolas con mucho campo 😊

    1. Es salir un rayo de sol y aprovechar. Para nosotros es calidad de vida aunque aveces, es lo que tú dices, hay días en los que no es posible así que hay que alternar.

Los comentarios están cerrados.