Sillita Maclaren Techno Xt 2018

El día 30 de este mes, hace exactamente un año que recibimos la gran noticia. Álvaro estaba en camino.

Como buena madre primeriza, no había llegado a las 20 semanas y ya tenía un “máster and commander” sobre sillas de paseo, tríos, sillas de coche…

Al final, todo para nada. Un compañero de trabajo de Guille nos prestó amablemente huevito para el coche capazo y sillita, concretamente el trío de Concord Fusión color crema y negro, así que la decisión de por qué sillita declinarnos fue forzosa pero muy económica.

¡Que maravilla!

Y es que todo es maravilloso al principio, todo te parece precioso y útil antes de que llegue el “pequeño tiranito” pero la cosa cambia después.

Menos mal que no se nos ocurrió comprarnos un trío y fue un préstamo como os he dicho porque sinceramente, para nosotros hubiera sido el peor dinero invertido del mundo con lo poco que usamos la sillita (portear o morir) y que nos movemos más que los precios (el puñetero trío pesa una tonelada).

A los dos meses de vida, este lechoncito ya pesaba 6 kilos y el capazo se le quedó pequeño por lo que tuvimos que pasarlo a la silla.

El problema es que la sillita de este trío no es específica para recién nacidos por lo que le quedaba enorme, no reclinaba totalmente y el niño estaba realmente incómodo.

¿Y por qué está introducción?

El pasado viernes “la menda” y el pequeño “Don Alvaro” fueron de excursión a la city porque mami se quería comprar una bicicleta elíptica para volver a entrenar y recuperar la forma… ilusa.

Entonces, esta cabecita pensante metamorfoseada a “cabeza de mamá” pensó, como no, antes en el “pequeño tiranito” que en ella y terminó invirtiendo el presupuesto de la bicicleta en una sillita adaptada para el pequeñín.

Y por eso, este post.

Hoy vengo a hablaros de la mejor compra que he hecho sin duda desde que soy mamá.

 

La sillita Maclaren Techno Xt 2018 (enlace de producto en oferta)

 

Lo más importante para mi de esta sillita es que esta indicada para bebés desde 0 meses ya que su respaldo reclina completamente, característica indispensable en estos casos.

Además (como veis en la foto) dispone de un sistema de seguridad específico para recién nacidos llamado Newborn Safety System y el reductor de cabeza y protector de hombros.

Con la otra sillita me las veía y deseaba para que al niño no le diera el sol, en cambio, con esta y dado que la capota prácticamente cubre la sillita en su totalidad, el peque va protegido y gracias a la ventanita superior que incluye, lo tenemos siempre vigilado sin riesgo de que se despierte.

Dispone de una cesta muy amplia para transportar todo lo que necesites e incluye el plástico protector de lluvia.

Su manillar es telescópico y se regula a dos alturas y las cuatro ruedas llevan suspensión por lo que para nosotros que vivimos en una zona rural nos viene de cine.

Dispone de un bolsillo trasero pero no incluye bolso organizador, por lo que si optáis por esta silla tendréis que compraros uno.

Por lo general los específicos para los tríos no sirven para este tipo de sillitas. El que nosotros teníamos es demasiado grande y no nos sirve así que contad con este detalle.

La sillita pesa unos 6 kilos y pliega modo paraguas con un sistema realmente cómodo. Apenas ocupa espacio en el maletero del coche.

El freno esta situado en el pedal derecho y es realmente fácil de accionar y quitar a diferencia del que tenía el trío de Concord.

Aunque bajo mi punto de vista es necesario comprar colchoneta, ya que cualquier sillita es de materiales acrílicos y absorbe mucho calor, he de decir qué esta en concreto tiene unas calidades increíbles y resulta cómoda y fresca incluso sin colchoneta.

(Alvaro ha optado hoy por dormir encima de una toalla de playa) .

El precio aproximado de la sillita es de 375 euros pero Prenatal, dispone de una oferta en caso de disponer de su tarjeta Vip en la que nos aplican un 15 por ciento de descuento.

En resumen si tengo que hablar de “pros” de esta sillita no tendría tiempo suficiente pero a modo de resumen os diré que si pudiera volver atrás, sin duda hubiera optado por este tipo de sillita desde el principio en lugar de cualquier otra opción.

Muchas veces, tenemos tanta información y nos bombardean con tantas cosas que nos hacemos un lío y acabamos tomando malas decisiones.

En mi caso no supuso gasto económico la primera sillita ya que como os comento, el trío nos lo prestaron pero teniendo en cuenta el precio que supone uno de estos artículos, os recomiendo que le deis mil vueltas antes de hacer una inversión errónea y comprar el artículo equivocado.

Cada familia y cada bebé es un mundo y no todo está indicado para todos los casos.

¡Que tengáis buena semana!